Premios CECAM 2011

D. Miguel Caulín López, de la empresa Industrias Mical

La trayectoria de Miguel Caulín como empresario no ha estado exenta de obstáculos y dificultades, sobre todo en sus inicios, desde que con 11 años comenzara a trabajar de aprendiz de tapicero, aunque desde pequeño la ilusión de Miguel Caulín era ser matricero, para lo cual se formó en la Escuela de Maestría que había entonces en Albacete.

Sus trabajos hasta crear la empresa que hoy es Industrias Mical siempre estuvieron vinculados con la matricería, bien en la fundición de hierros, como en una empresa de lámparas, o en una fábrica de tacones de zapatos.

Fue en 1972 cuando Miguel Caulín fundó Industrias Mical, empresa dedicada a la matricería y a la inyección de metales y plásticos, una empresa que ha evolucionado y crecido a un ritmo vertiginoso, pasando de tener unas instalaciones en el Polígono Campollano de 600 metros cuadrados a los 7.000 metros cuadrados y otros 13.000 más disponibles para futuras ampliaciones de la actualidad.

Su cartera de clientes, no sólo en el campo de la carpintería de aluminio, sino también del sector cuchillero, también ha crecido al mismo ritmo. Todo ello gracias al tesón y al esfuerzo y sacrificio de su artífice, Miguel Caulín, todo un ejemplo de empresario que sabe hacer frente a las adversidades y a los problemas financieros propios de cualquier empresa, pero que lucha por sacar adelante su proyecto empresarial. Aunque sigue en activo, Miguel Caulín ya se prepara para la sucesión por parte de sus hijos.